miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Soy yo o este país es un circo?

Llevan días enteros con la novela. La muerte de un niño secuestrado por su propio padre en Chía se ha convertido en la nueva telenovela. Una mala telenovela, larga, repetitiva, llena de “clichés” y moralina. No me malentiendan, el crimen fue realmente monstruoso, y los culpables (que igual ya están capturados) deben recibir la sentencia más dura que les pueda imponer la ley. Incluso, pienso yo, debería haber sentencias más fuertes para personas que asesinen – sin atenuante- y secuestren a otras personas, niños o no (estoy de acuerdo con la idea de la cadena perpetua, aunque no con la de la pena de muerte).

Pero lo que los medios han hecho de este hecho ya es vergonzoso. Noticieros enteros dedicados a la causa, programas de opinión improvisados para discutir referendos sobre la cadena perpetua, con la Gurisati prodigándose en hipocresía. Y la gente les come cuento. Pero ¿cuántos de los ciudadanos que salieron a protestar a Chía no maltratan a sus hijos o cónyuges? ¿Cuántos de esos policías que pintan como héroes no ejercen su propia dosis de brutalidad sobre ciudadanos inermes? Pero aún más ¿Cómo es que este país, que no ha tenido más que indolencia con las víctimas de crímenes mucho más atroces cometidos contra hombres y mujeres, ancianos y niños, por paramilitares, guerrilla o el mismo estado, ahora se rasga las vestiduras por este crimen? ¿Cuantos noticieros enteros le dedicaron a masacres de pueblos enteros como esta? ¿Dónde estaban las plazas de pueblo llenas y los velorios en las iglesias rebosantes de indignados ciudadanos cuando eso ocurrió?

Y como lo que pasó con este niño eclipsa todo lo que pasa en el mundo, como que se yo, la crisis de las hipotecas en Estados Unidos, o pendejadas como el hecho de que hayamos batido el record de desplazamiento forzado (o “migración interna”, como dice José Obdulio) y el aumento del desempleo en le país.

Una vez más: país de mierda.

11 comentarios:

Julián Ortega Martínez dijo...

En casi todo estoy de acuerdo. El tratamiento de los medios ha sido (y es) vergonzoso. ¿Pero en serio patrocinas la cadena perpetua? ¿Vas a seguir el juego de los peñalosistas, que claramente están haciendo política con el tema? ¿Acaso eso va a evitar o a disminuir el número de niños violados, secuestrados o asesinados? Si como los enardecidos que firman por el tal referendo afirman, estos depravados con "enfermos", ¿dónde está la atención siquiátrica para esta "gente"? ¿Acaso no se ha encontrado que muchos de estos degenerados fueron víctimas del mismo crimen que terminaron cometiendo? ¿Dónde está la opinión de la academia, de la medicina, de la ciencia?

Obvio, las penas deben aumentar y los beneficios y rebajas de penas en estos casos deben ser reducidos o no existir. Pero, ¿no estamos hablando de Colombia, un país donde la justicia no opera como debe ser, donde muchos inocentes son condenados, donde es norma el montaje judicial (cfr. caso Garavito) entre otras irregularidades y atrocidades?

Me sorprende que una persona que se proclama "liberal" o "libertaria" caiga en este jueguito este. Eso ni cerdos socialdemócratas como yo. Ojalá te leas esto, esto y esto.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

o mandatarios haciendo de cuenta que esto es un caso "extremo" en este país, como en USA, ja.

mariapaula

www.mariapaulal.wordpress.com

Maldoror dijo...

Julián:

Respecto a la cadena perpetua no lo veo como un acto de venganza. Lo veo como una penalidad justa para cierto tipo de crímenes, y sobre todo, como una forma de apartar de la sociedad a personas que han demostrado ser un peligro para la misma más allá de cualquier esperanza de rehabilitación (por ejemplo un asesino en serie). Como lo dije en la entrada, creo que es una pena que debería aplicar en casos de asesinato en que no haya ningún atenuante (lo que llaman asesinato en primer grado). No creo que la cadena perpetua sea en sí misma un deterrente eficaz o que vaya a solucionar los problemas de criminalidad para los que se pretende aplicar. Pero me parece que para ciertos casos es un castigo justo y proporcional.

Ahora, es bueno también recordar que en la izquierda hay gusto por un discurso que explica el crímen como producto de condiciones sociales y clama por la rehabilitación de los criminales. En parte simpatizo con él, pero por un lado creo que hay algunos criminales que están fuera de cualquier esperanza de rehabilitación; segundo creo que el castigo severo a ciertos crímenes no es incompatible con el deseo de acabar de raíz con las causas del crimen. Y tercero, creo a veces el discurso se le va la mano y termina convertido en una excusa para ciertos actos que deben ser condenados y castigados antes que nada. Al respecto lee esto y esto

Apelaez dijo...

Estoy de acuerdo, la noticia del niño ha llegado a niveles absurdos. Desplazó todas las noticias nacionales e internacionales (incluida la tremenda crisis financiera que ni en los titulares de los noticieros salía). Al parecer la única noticia ha sido la del niño.

Sobre las penas, me parece un poco tonto el argumento de julian de que muchos también fueron victimas de lo mismo. Y? que tiene que ver, acaso esa razón les da patente de corzo para violar y matar a otra gente?

De hecho el tema no habra sido tratado muy a fondo en este pais, pero en otros lados si que han estudiado el tema desde todos las miradas que señala julian. Sin duda muchos de estas personas son enfermos mentales y, por cierto, a los enfermos mentales no los disuade un aumento de penas. Deben internados casi que de por vida en centros psiquiatricos que los mantenga controlados.

Julián Ortega Martínez dijo...

Alejandro: en ningún momento escribí que el hecho de que algunos violadores fueran víctimas les diera patente de corso para que cometieran sus depravadas fechorías. Nunca se me pasaría por la cabeza siquiera justificar esa clase de crímenes. A ver si leemos con calmita...

Sí estoy de acuerdo en que esa "gente" debe ser internada en siquiátricos. Al fin y al cabo, aun con cadena perpetua y todo, a un violador preso lo pueden sacar de la cárcel a punta de leguleyadas. Sacarlo de un manicomio, si no imposible, al menos se me hace a mí un poquito menos fácil.

Más tarde leo con calma lo que me mandó Sergio :P

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Sergio:

Totalmente de acuerdo con la ídea de que la noticia del niño llegó a niveles desproporcionados y que varias noticias importantes se dejaron de lado. También con su indignación por la falta de indignación con otros crímenes, que contrasta con la del bebe. Sin embargo, el calificativo de país de mierda , me parece exagerado. Puede que sea cierto, pero suena demasiado ruidoso y sucio para calificar de un sólo envión a toda una sociedad.

Maldoror dijo...

Luis Felipe:

Lo de país de mierda, al menos oficialmente y en este blog, es una categoría que clasifica toda entrado donde describo noticias, acontecimientos en las que creo que Colombia se ve como uno.

Bilioso dijo...

Hola Sergio.

Es un muy buen artículo. La muerte de este niño ha sido muy oportuna para bajarle la calentura a los crímenes de Rito Alejo y los Valencia Cossio. Durante varios días los medios de enajenación documentaron una y cada uno de las situaciones que trajo la infortunada muerte de este menor: que si la tía, que si el abuelo, que si la vecina y mientras eso ocurría los abogados y palancas de los criminales uribistas hacían de las suyas para liberar a esos peligrosos hombres.

Todo en Colombia es amañado, de eso no puede quedar duda y cada vez que alguna noticia de este tipo salga se debe mirar con mucha desconfianza pues algo están tapando. Buen artículo, felicitaciones.

Angela dijo...

Hola. Primero y sin animo de lagartear, te felicito por el blog, muy buenos análisis... es bueno ver que hay un uso tambièn político (no politiquero) de los blogs más alla de la catarsis postmoderna (entre los cuales me incluyo, la disciplina no me da para un proyecto serio).

Y bueno... yo repito ¡País de mierda! Aunque en realidad no creo que sea un circo, porque dan más ganas de llorar que risas los hechos que se suceden en la finca del doctor Uribe y sus peoncillos de bien. Yo antes me negaba a repetir esa frase, pero despues de ver al paraco hijo de puta cortàndole la otra mano a su torturado... me quedo sin argumentos para discutirla.

Ánimo...

Rumplestiltskin dijo...

Hombre, fantasticamente escrito. Lo has expresado como es. No eres tu, el pais es un circo y la violencia, el analfabetismo y los medios sensasionalistas son el show mas aplaudido.
Me gustaria que vieras mi blog. La sección de política y colombia en especial y me comentaras tu opinión.

Maldoror dijo...

Rumplestiltskin:

Gracias por el comentario. En cuanto a tú blog, no lo he podido ver porque se me niega el acceso a tu perfil.