viernes, 25 de enero de 2008

Casus Belli

Escribe Carlos en su blog “liberal colombiano”, que no se puede hablar de “causalidad” para explicar el conflicto colombiano. Primero enumera las posibles causas que pudieron existir; políticas (exclusión política con el “Frente Nacional”, económicas (pobreza) y sociales (desigualdad o marginalidad de indígenas o grupos minoritarios etc). Y llega a la siguiente conclusión:

Estas situaciones sin duda existieron o existen (en el caso de las causas económicas y sociales). Sin embargo, estas por sí mismas no constituyen en realidad causas, en el sentido real del termino y esgrimirlas como tales, constituye un ejemplo de la falacia logica llamada "Non sequitur"

El termino "causa", o mejor, el fenomeno "causalidad" denota una relación directa entre un evento o situación (llamada "causa") y otro evento o situación llamado "efecto" la cual es consecuencia (resultado) del primero. La causalidad implica que existan "leyes" o cierta forma de determinismo, de tal forma que siempre que se presente la "causa", se presentará el "efecto".

Desde este punto de vista, ni la pobreza, ni la desigualdad ni la exclusión causan o determinan la violencia política( o sea violencia con motivaciones políticas: acceder o resistirse ante el poder estatal) que es lo que caracteriza a este conflicto. No existe ninguna ley de la naturaleza o de la sociedad que implique que la pobreza, la desigualdad y la exclusión causan la violencia política.

Stricto sensu tiene razón. No existen leyes para el mundo social en el sentido lógico del término, tales como que a una circunstancia A (pobreza, desigualdad, etc) sigue necesaiamente una consecuencia B (conflicto armado, guerrilla, narcotráfico, etc). De hecho, ni siquiera existe tal concepto para las ciencias “duras”. Por ejemplo, no se puede derivar lógicamente que la capacidad de atracción gravitatoria de un cuerpo está directamente relacionada con la masa del mismo, a pesar de que semejante afirmación hace parte de las leyes de la física.

En ese sentido, Carlos tendría que acusar a todo científico o estudioso de cometer la falacia de Non sequitur por el mero hecho de hablar de causas.

Creo que una interpretación más caritativa y lógica de la cuestión, es que se habla de causas en el mismo sentido en el que los sociólogos hablan de mecanismos. Es decir, una forma posible en la que los actores sociales reaccionan a determinadas circunstancias. La formulación ya no es A entonces B, sino A entonces algunas veces B, o A entonces es altamente probable que B. Traducido: exclusión política, pobreza, desigualdad entonces quizás o muy probablemente conflicto armado (no estoy diciendo que en efecto ESE sea el caso, sino que así podría entenderse mejor una afirmación de ese tipo).




Por lo demás, Carlos increíblemente sigue ignorando dos factores cruciales que podrían operar como causas en el conflicto armado: violencia agraria, robo masivo de tierras y desplazamientos –que han sido una constante desde que se inició el conflicto hasta hoy- y el agravante de la anterior, la guerra contra las drogas y la fumigación y persecución de los campesinos y su modo de vida (si lector, hablo de cultiva coca) por parte del Estado ¿Por qué nuestros analistas de derecha como Carlos olvidan constantemente eso?

Pero volviendo al punto, Carlos termina contradiciéndose al final de su entrada, porque después de rechazar las explicaciones causales de lo que pasa, termina ofreciéndonos un par (porque las motivaciones SON causas; es decir, un estado mental que conlleva a actuar al actor social en concordancia).

Entonces, cuales son las causas del conflicto colombiano?

En mi opinión, el conflicto colombiano loque tiene son motivaciones políticas en el siguiente sentido: un grupo de personas quieren tomarse el poder a través de las armas. Y otro grupo de personas (el gobierno y los que manejan el Estado) no quieren dejarselo quitar. Y parte de los miembros de la sociedad civil tampoco quiere que un grupo se tome el poder a través de las armas, porque eso implica violar la soberanía popular, que determina qu solo se permite acceder al poder a través de un método democratico.

Y tiene tambien motivaciones economicas porque el grupo que quiere tomarse el poder tambien se esta enriqueciendo a través de actividades ilegales (trafico de drogas) e inmorales (secuestro, extorsión, robo). Y los que manejan el Estado, cumpliendo sus obligaciones legales, no quieren permitir este tipo de actividades.


Decir que la guerrilla busca beneficio económico o que busca poder político y que POR ESO trafican con droga o secuestran, o atacan al ejército o a la policía es enunciar causas en el mismo sentido que Carlos criticó anteriormente. Y desde luego, las motivaciones causas que Carlos nos ofrece son las causas que el Estado y el establecimiento han decidido (a su conveniencia política) que SON las que nos han llevado a este conflicto, que por alguna razón no quieren reconocer como tal.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Sergio: ya respondí tus comentarios aquí

Saludos,
Carlos

Hilarius dijo...

Para comenzar, no se puede hablar de causación ente hechos; solamente se puede hablar de causación entre tipos de hechos. Esto lo mostró Hume.
Por otro lado, la noción de causalidad es extraña a la lógica. Creo que ése es un error fundamental de ambos. El término 'Non sequitur' no nos habla de una relación entre causas. No podemos decir que si el tipo A causa el tipo B entonces B se sigue de A (en un sentido lógico de 'seguirse de'). 'Sequitur' es un término técnico que nos habla de una relación entre enunciados, entre sus condiciones necesarias y suficientes --por ejemplo, si 'infiero' de A: "Si saco buenas notas, me llevan de paseo" la conclusión B: "me llevan de paseo, entonces saqué buenas notas". Claramente, B no se sigue de A. Esto puede parecer un detalle, pero para los filósofos estos detalles son de suma importancia.
Buen día.