lunes, 29 de octubre de 2007

En un colombiano también hay espacio para el humor (edición milica)


Apartes de su entrevista a la revista Cambio en la que se declara "victima del M-19", dada la investigación que le ha abierto la fiscalía por lo sucedido en el Palacio de Justicia en 1985; es muy larga para ponerla toda:

¿Cómo interpreta la captura de los coroneles (r) Alfonso Plazas Vega y Edilberto Sánchez Rubiano y de otros militares que intervinieron en la recuperación del Palacio?

Creo en su profesionalismo, en su entrega y en el papel determinante que cumplieron para nuestra democracia y la supervivencia del país. Lamentablemente a veces las cosas se vuelven contra las realidades procesales. Al Estado le corresponde hallar al responsable y no al revés: que a uno le toque demostrar que no es culpable. La carga de la prueba está invertida. [...]

¿A su juicio el país está en una onda revisionista?

Sí y debo hacer un gran esfuerzo para entender las enormes contradicciones del país. En mi caso, pocos días después del Palacio de Justicia me ascendieron a general de tres soles, el presidente Betancur me ratificó como Comandante del Ejército, meses más tarde el Congreso aprobó mi ascenso y menos de un año después me distinguieron como Ministro de Defensa. Ahora acaban de compulsar copias para que me investiguen. Insisto en que es algo que no entiendo por más que lo intento. Siendo víctima del M-19, es muy triste que ahora aseguren que soy su victimario. Eso es producto de la inseguridad jurídica generada por las presiones de muchos sectores, de ONG enemigas, muchas de ellas europeas sin idea de nuestra idiosincrasia, de nuestras costumbres y de cómo nos hemos formado en medio de guerras y guerras. [...]

¿Entonces quién se comunicó con el presidente Betancur?

El Ministro convocó de urgencia a todos los comandantes de fuerza. Una vez reunidos en la sala de conferencias del Ministro, éste se comunicó en varias oportunidades con el Presidente para darle un parte de la situación. Escuché en varias oportunidades, seguramente atendiendo preguntas del Presidente, cómo el general Vega explicaba que sus instrucciones incluían la urgencia de salvaguardar la vida de las personas tomadas en calidad de rehenes. Desde el primer momento supimos que los terrorista eran del M-19, un grupo de amplia trayectoria criminal que había asesinado al líder sindical José Raquel Mercado, había robado la espada de Bolívar y las armas del cantón norte, entre otras fechorías. Ese era el enemigo a enfrentar, no los magistrados de la Corte Suprema o del Consejo de Estado o los funcionarios judiciales, y mucho menos los empleados de la cafetería. [...]


Pero todo indica que hubo un uso excesivo de la fuerza.

En la operación militar no hubo uso excesivo de la fuerza, si consideramos el número de hombres que participaron. En el combate dentro del edificio intervinieron grupos pequeños, porque de lo contrario la Fuerza Pública hubiera sido masacrada. No conocíamos la edificación por dentro y ni siquiera disponíamos de planos.

Pero el despliegue de tanques fue excesivo.

El número de uniformados que intervino en el combate directo fue normal. Fueron usadas las armas que la Nación nos dio para su defensa, incluidos los vehículos que ingresaron al edificio tumbando la puerta principal. En medio de la incertidumbre, la operación fue organizada. Las tropas no se lanzaban al sacrificio. Por el contrario, lo hacían con cautela, protegiéndose y de ninguna manera a la topa tolondra.

¿Por qué meter tanques al Palacio?

Porque la situación así lo demandó.

¿Cuál fue la orden concreta que recibió el general Arias?

Desde el primer momento la orden fue rescatar a los rehenes, y para liberar a los rehenes había que dirigir unas acciones contra los captores. [...]

¿Qué pensó en su despacho cuando el presidente de la Corte, Alfonso Reyes Echandía, pidió por radio la suspensión de las operaciones?

Me pareció muy dramático pero lo que él pedía sólo el Presidente podía resolverlo.

Entonces se habló de una especie de golpe de Estado...

El Presidente siempre permaneció en la Casa de Nariño ejerciendo la plenitud de sus funciones y su responsabilidad como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Es tan claro que no hubo golpe, que a pesar de todas las investigaciones disciplinarias y penales adelantadas, en ninguna encontraron elementos de juicio para abrir un proceso por sedición, rebelión militar o desobediencia. [...]

Las investigaciones recientes indican que algunas personas que ingresaron vivas a la Casa del Florero desaparecieron...

Esas investigaciones las adelantaron en su momento la Procuraduría Delegada para las Fuerzas Militares y el Procurador de la época y entiendo que no llegaron a tener evidencias que confirmaran eso. Lo propio hicieron la Justicia Penal Militar y la ordinaria. Insisto: el objetivo durante la operación no fueron los empleados de la cafetería.

En el expediente hay evidencias de personas que salieron vivas y luego no se supo más de ellas...

No puedo asegurar si salieron o no con vida. Siempre me he planteado un interrogante al que no le he hallado una explicación razonable: ¿qué interés podían tener para la Inteligencia militar los empleados de la cafetería? Interrogarlos, identificarlos, pero, ¿algo más? ¿Qué interés podíamos tener en ellos? Es difícil entender. También hablan de un magistrado que salió vivo y luego apareció muerto adentro. ¿Qué interés podía tener el Ejército en desaparecerlo? [...]


Esas cartas hoy no sirven de mucho. La Fiscalía parece convencida de que el Ejército se extralimitó y de que también es responsable del trágico desenlace.

La opinión ha cambiado mucho. Los jóvenes de esa época, de 15 o 18 años, no vieron nada o no entienden la trascendencia de lo que pasó. Esas personas hoy tienen 37 años o más y lo único que conocen es que hay una justicia espectáculo que manipula a la opinión pública.

¿Por qué cree que la opinión ha cambiado?

Porque ahora no ve la amenaza que entonces se percibía claramente. La situación era crítica: el M-19 invade Chocó, se toma Cauca, ingresa armas que caen en el río Orteguaza y luego se toma el Palacio de Justicia. Las acciones de esos terroristas implicaban un enorme peligro para la democracia. Pero más que un cambio de la opinión diría que se trata de una distorsión de la opinión.

¿Teme que la Fiscalía ordene su detención?

Una aberración jurídica como esa no puede darse. La Fuerza Militar cumplió su función con lealtad y compromiso. [...]


¿Se puede ser más cínico?

domingo, 28 de octubre de 2007

Una cucharada de su propia medicina...

Y ganó Samuel Moreno en Bogotá. Y ganó a pesar de que sus detractores se cansaron de denunciar su falta substancia, lo vago de sus promesas (o lo irrealizables de las mismas), sus alianzas políticas dudosas al igual que la hipocresía en parte de su discurso. Todas razones legítimas para oponersele. Ganó incluso a pesar de la salida en falso de hace una semana en la que dijo que "compraría votos" (de hecho, su apoyo pareció aumentar tras este incidente con respecto a lo que las encuestas decían). Y sólo me queda pensar que por fin los uribistas, la derecha y el establecimiento de este país (que en su mayoría apoyaron la candidatura de Peñalosa) puedan entender el absurdo que es que el candidato al que aborrecen con toda la razón, gane y reciba el apoyo popular a pesar de dar muestras de ser completo infeliz. Yo llevo viviéndolo desde 2002 con Alvaro Uribe Velez.....

jueves, 25 de octubre de 2007

Vías de hecho y legítimidad

Mucho se ha hablado sobre la reciente metida de pata de Samuel Moreno en el último debate entre candidatos a la alcaldía de Bogotá. No es la intención de está entrada venir a disculpar a Moreno, quién lidera una candidatura vacía y llena de promesas que no nos ha dicho como va a cumplir. Lo que dijo el anterior domingo, o demuestra que es un corrupto que está dispuesto a comprar votos o simplemente que es un estúpido que no es capaz de escuchar una pregunta y responderla con calma.

Sin embargo, y en la recta final para las elecciones, le ha surgido otro nuevo escándalo a Samuel. En un programa televisivo de hace 12 años con Pablo Laserna, Moreno justificaba el uso de las vías de hecho para defender un triunfo electoral (obviamente hablan de las elecciones de 1970 y el posterior surgimiento del M-19).

Paulo Laserna: Me llama la atención una cosa que usted comenta: el M 19 se creó para defender un eventual triunfo electoral. ¿A usted no le parece que en las condiciones del país, en aquel entonces y hoy, es un poco traído de los cabellos crear una fuerza militar para defender un eventual triunfo?

Samuel Moreno: No, porque si nosotros hubiéramos tenido un brazo armado el 19 de abril de 1970...

Paulo Laserna: ¿Violencia en las calles?

Samuel Moreno: Violencia en las calles no. Legitimidad

Paulo Laserna ¿Pero con armas en manos de los particulares?

Samuel Moreno: Los factores de poder y la legitimación tienen necesariamente que respetarse y muchas veces la gente tiene que acudir a las vías de hecho para hacer respetar sus derechos.

Paulo Laserna: ¿A usted le parece que en las elecciones pasadas, que hubo una diferencia tan pequeña, deberían haber tenido un movimiento armado los perdedores para defender lo que creyeron que era su triunfo?

Samuel Moreno: No, porque el resultado de la elección pasada así haya sido estrecho fue limpio, transparente, allí no hay ninguna duda de lo que fue un resultado que acredita hoy como presidente de Colombia a Ernesto Samper.

Paulo Laserna; Si las vías de hecho tienen una justificación ¿Usted cree en el dictador bueno?

Samuel Moreno: Claro que sí. Y si usted analiza diferentes fenómenos en América Latina, los dictadores a veces hacen muchísimo o más que los demócratas, y a veces los demócratas son mucho más dictadores de los que se llaman dictadores.

Paulo Laserna: Las reglas de la democracia deben respetarse dentro de los canales institucionales y las fuerza institucionales que han legitimado las urnas. Usted es una de esas fuerzas legítimas. ¿Tener gente armada ejerciendo los resultados electorales no es absurdo?

Samuel Moreno: No es absurdo desde ningún punto de vista. Cuando se va detrás de un objetivo y es precisamente el de llegar a la Presidencia o llegar al poder o tener unas metas claras en la vida, la verdad es que de pronto las vías de hecho son necesarias, son peligrosas, pero necesarias.

Paulo Laserna: ¿No es suficiente un Ejército para garantizar esa legitimidad?

Samuel Moreno: No porque a veces el Ejército está en complicidad con el establecimiento.

Ignacio Greiffenstein: Pero es que el Ejército es parte del establecimiento...

Samuel Moreno: Claro, precisamente, entonces no significa garantía para el ciudadano común y corriente.

Viendo esta conversación, creo que Moreno se equivoca firmemente en pensar que la legitimidad proviene de la boca de un fúsil ( o de varios); mucho peor cuando Moreno sale a defender a los dictadores (lo que si debería ser un verdadero escándalo). Pero hay algo que no deja de sorprenderme y es que sus contradictores (Laserna y los actuales medios de comunicación que están utilizando el "escándalo" de esta grabación) comparten la misma lógica de Moreno. Si mal no recuerdo el Estado colombiano recurrió a las vías de hecho para legitimar lo que a todas luces fue un fraude electoral ,aplicando incluso un toque de queda ¿Qué diferencia hay entre tener una banda armada dedicada a defender un triunfo legítimo a tener otra banda armada para legitimar un fraude? Para el señor Laserna, parece ser una cuestión de nombres: la segunda se llama "ejército nacional" en vez de "M-19" y pertenece a una organización llamada "Estado colombiano" y no a otra con el nombre de "ANAPO". Ergo la primera es "legítima" (así sea defendiendo un fraude) y la segunda es ilegítima (así defienda un triunfo electoral justo) ¿Por qué hay algo que no me convence en esta lógica?

domingo, 21 de octubre de 2007

Apuntes feministas de la semana....

1. Un nuevo estudio hecho por la Organización Mundial de la Salud sugiere que la prohibición del aborto no afecta el número de estos que son practicados, aunque si se correlaciona con los peligros que implica para la mujer tener uno cuando es ilegal. Espero que Monica Roa y José Galat hayan tomado nota...

2. Salió la nueva cerveza para las mujeres, la cerveza REDD´S. Los genios de la Saab Miller diseñaron una cerveza especialmente para las mujeres, quienes por el hecho de tener el cromosoma XX, quedarán enamoradas de su sabor (producto de un sistema de "filtrado especial"que hará que las féminas encuentren su sabor irresistible). Desde luego, papaya servida, papaya partida....

3- Y ya que hablamos de estrategias comerciales francamente ridículas y sexistas, bueno el comentario de Charles Johnson sobre la publicidad de ciertos vendedores de rifles en los Estados Unidos.


Tengo que admitir que me encantaría ver a nuestros "hombres de acero" con un rifle de estos tomandose una Redd´s en algún polvoriento pueblo colombiano...

miércoles, 10 de octubre de 2007

Sobre los nacionalismos en España....

Leyendo la última columna de Eduardo Posada Carbó sobre el surgimiento de un nuevo partido en España (la UPD, Unión Pogreso y Democracia), un partido fundado entre otros por el filósofo español Fernando Savater, no pude dejar de notar la insistencia central en su plataforma en rechazar los nacionalismos que pululan en España. En su manifiesto fundamental escriben lo siguiente, al respecto:
Para qué este nuevo partido La base de la ciudadanía democrática es la igualdad en libertad: iguales leyes para todos y todos iguales ante las leyes. Este objetivo exige, como es lógico, la cohesión institucional y simbólica del Estado encargado de definir y garantizar los derechos concretos de los ciudadanos. Pues bien, creemos que esa igualdad está hoy amenazada en España, fundamentalmente por culpa de los excesos de un modelo territorial sometido a constante desbordamiento por las pretensiones nacionalistas. Tales exigencias en perpetuo crescendo han contagiado en gran medida al resto de los grupos políticos dentro de cada Comunidad Autónoma. El separatismo –al menos retórico- es contagioso y los no nacionalistas se apresuran a mostrarse aparentemente tan identitarios como los demás, por miedo a perder los votos de una mayoría que no entiende ya la defensa de lo suyo más que como un desafío a lo de todos. En consecuencia, las atribuciones del Estado se desdibujan y cuando trata de imponer su autoridad parece que atropella los santos derechos regionales. En las escuelas se subrayan todas las diferencias como fundamentales y eternas, mientras se muestra lo común que nos une como algo impuesto y transitorio. Lo propio es siempre víctima de lo común, lo que no pertenece a nuestra demarcación no existe o es una amenaza. La bienintencionada descentralización autonómica se ha convertido en licencia para fabricar algo así como virtuales miniestados regidos por burocracias arrogantes, quisquillosas…e inamovibles. Esta peligrosa deriva se muestra especialmente dañina en lo tocante al uso y aprendizaje de la lengua española. Un Estado de Derecho necesita una lengua común, cuyo empleo no sólo es elección personal sino ante todo instrumento político para la realización dialéctica de la propia democracia.
Al parecer para el señor Savater y compañia, la "igualdad" es la homogenización forzada de los diversos grupos étnicos, lenguas y formas de gobierno que componen España, según los entandares impuestos desde Madrid, porque supuestamente sólo este puede salvaguardar las libertades básicas de todos. Y me queda la pregunta ¿Si a los señores de la UPD les molesta tanto el nacionalismo en España, porqué no comienzan denunciando el nacionalismo español?